El Nacimiento desde los Evangelios

Nacimiento desde los Evangelios. Dibujo hecho digitalmente.

Nacimiento desde los Evangelios. Dibujo hecho digitalmente.

En la lectura de los Evangelios de este tiempo de Adviento y Navidad, fui descubriendo que cada uno de los 4 Evangelistas se aproxima al Misterio de la Encarnación y Nacimiento de diferente manera.

  • Por un lado JUAN, representado tradicionalmente con el águila, se eleva hasta las altas cumbres de lo Divino, para hablar de Cristo antes de su Encarnación: ‘En el principio existía la Palabra, y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios…’. Es por ese motivo que lo he ubicado arriba de la imagen.
  • LUCAS, representado desde el inicio por la Iglesia con el manso buey, se aproxima al nacimiento desde la perspectiva de Santa María. Es el único evangelista que narra la Anunciación del Arcángel Gabriel, la Visitación y el canto del Magníficat. Por ese motivo se encuentra al lado de María.
  • MATEO, representado con un hombre (o un ángel), por su lado, narra la Encarnación y el Nacimiento desde la perspectiva de San José. Él comienza con la geneología humana del Señor, desde Abraham, pasando por el Rey David, hasta San José, quien le hereda su descendencia real; también narra los sueños de San José al inicio de la vida de la Sagrada Familia, desde el nacimiento. Es por eso que Mateo está ubicado al lado de José.
  • Por último, MARCOS, representado con el león, haciendo incapié en la realeza del Señor, no menciona ni el nacimiento del Señor, sino que comienza con la predicación de Juan el Bautista. Por eso, en la imagen ocupa la parte posterior, mirando hacia adelante en el ministerio del Señor, dándole la espalda al nacimiento.

Finalmente, cabe mencionar que la imagen trata de explicitar que la PALABRA se ha hecho CARNE, esa Palabra manifestada de manera privilegiada en las Sagradas Escrituras, y más aún en los 4 Evangelios, representada en la imagen con los pergaminos. Además,  los pergaminos forman una cruz en el centro que representa el misterio de la Persona de Cristo. Para su gran misión María y José lo preparan, como se representa al sostenerle los bracitos que luego se adherirán a la Cruz.

Anuncios