San Miguel Arcángel

San Miguel Arcángel. Témpera sobre lienzo. 50cm x 60cm

San Miguel Arcángel. Témpera sobre lienzo. 50cm x 60cm

 

Esta es una pintura que le prometí a la Virgen cuando le rezaba en una capilla consagrada a ella, en el monte llamado Sant’Angelo, en Italia, donde el Arcángel San Miguel se apareció y consagró un altar en su veneración. Lo ofrezco a la Virgen y se lo dedico a mis amigos del Centro de Formación Sodálite Nuestra Señora de Guadalupe (la promoción MMX), con quienes realicé ese viaje tan maravilloso. También a todos los que son consagrados a él (como los Aspirantes, Probandos y Formandos).

En esta imagen utilicé varios elementos clásicos en la simbología de San Miguel, pero lo hice con mi propio estilo:

  • El Ángel tiene un particular estilo fornido, que quise que contrastara con la clásica representación angelical con una tendencia más afeminada y suave que se le da, que suelen ser variaciones del San Miguel pintada por Rafael en el Renacimiento.
  • Usualmente se le representa con una armadura, que en muchos casos es la del soldado romano. En esta imagen le puse las sandalias sodálites. Me parece interesante que sea esa armadura, la misma que usó el soldado para atravesar el costado de Cristo, la que ahora se le atribuye a uno que lucha en su Milicia, San Miguel.
  • La espada que porta el Ángel suele ser de fuego, pero se la representa como una espada de metal y serpenteante. Yo quise hacerla realmente de fuego, y utilicé la Flama Ardiente, propia del Sodalicio.
  • La gruta del fondo quise que se asemeje a la cueva donde está el altar consagrado por San Miguel Arcángel, que es el único altar en la Tierra que no ha sido consagrado por mano humana.
  • El demonio suele tener también muchas representaciones, a veces medio humanadas y con rasgos de odio y oscuridad. Yo lo representé con un dragón, recordando varias citas del Apocalipsis, pero también porque fue una imagen que me llamó la atención dentro de todas las esculturas que vi en el museo del santuario. Por otro lado, en esta imagen, la expresión de horror del demonio no sólo se da por el inminente golpe de la espada, sino por la presencia cercana de la Cruz.

 

Anuncios