Pedagoga de Nuestra Esperanza

Pedagoga de nuestra esperanza. Lápiz sobre papel. Por Benjamin Oldani.

Pedagoga de nuestra esperanza

En este dibujo meditamos el misterio de la alegría-dolor, y es María quien mejor conoce la profundidad de su misterio. La reflexión que dio lugar a este retrato contempla la Muerte y Resurrección de Jesús que María guarda cuidadosamente dentro de su corazón. Bien sabemos que la espada profética la traspasó en el momento máximo del dolor al pie de la cruz; pero después de la muerte viene la resurrección, cuya luz irrumpe y llena todo. Pues, es la luz del Verbo Resucitado que reina en la gloria divina que irradia desde el corazón de María. Ella, Virgen Fiel, Madre de nuestra esperanza, nos ofrece la espada, símbolo de la Cruz, como una pedagogía que lleva a la luz y la alegría de la Resurrección; el cual Jesús ha destinado para habitar en cada uno de nuestros corazones. Ella, porta la luz de Cristo Resucitado como un farol que irradia, ensenando nos la dinámica bautismal de la vida cristiana, donde el amor total por Él descubre el paso de la muerte a la vida verdadera en nosotros

Anuncios