ENTRE ALEGRÍAS Y DOLORES… CAMINAMOS

Imagem

El cristiano en el mundo, decía San Gregorio Magno, es como la aurora:

camina entre “luces y sombras”, en medio a “alegrías y dolores”.

¡Y no conviene eliminarlas de nuestra existencia!

No nos dejemos engañar: por detrás de muchas situaciones “grises”, brilla la luz de la verdad;

y cuando todo parece calmo  y sereno (como el cielo “azul”), puede reinar la mentira.

Anuncios