Proceso de amorización

“Conscientes de todo ello [de las limitaciones del lenguaje para expresar un misterio], y buscando transmitir la realidad de que Jesús y María tenían tal unión que aparecían como uno, se habla de la conformación de uno y otro como realidad inmediata, palpitante, de conformación de sentimientos, deseos y acciones a través de la vida de ambos, sabiendo sin embargo, en todo momento, que las palabras tan sólo dibujan el contorno del misterio. Jesús y María parecen confundirse en un misterio de amor, pero aunque Jesús es todo, María no se disuelve, no desaparece, sigue estando allí con una presencia subordinada a Jesús, pero presencia enteramente real.”(Luis Fernando, En compañía de María, pp. 15-22)

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Lápiz de tinta negro sobre papel

Anuncios